Google Groups Suscribirse a Esclerosis Lateral Amiotrofica - ELA Argentina
Correo electronico:
Ver archivos en groups.google.com.ar

viernes, mayo 05, 2006

 

Adaptaciones a las alteraciones del habla y la alimentación

C.A.L.Mo.

Notas sobre la Conferencia de la Lic. María Isabel Rosa de Waisman y la Lic. Viviana Duek (fonoaudiólogas) realizada en C.A.L.Mo., el día 20 de agosto de 2004.
Las Licenciadas desempeñan sus tareas en el Hospital Ramos Mejía de la Ciudad de Buenos Aires, Sección de Fonoaudiología.

Tema: Adaptaciones a las alteraciones del habla y la alimentación

La E.L.A. es una enfermedad neurodegenerativa que provoca, en algunos de sus estadios, alteraciones en el habla, la voz y la deglución.
El bulbo es una parte del sistema nervioso central que se encuentra entre el cerebro y la medula espinal. En él están ubicadas las neuronas motoras que controlan el habla, la masticación y deglución. Cuando estas motoneuronas se afectan, los músculos que efectúan estas tareas se vuelven débiles y no coordinan adecuadamente sus movimientos.


MECANISMOS NORMALES DEL HABLA Y LA DEGLUCIÓN

Las cuerdas vocales durante la respiración están en abducción (abiertas). En el momento que deseamos hablar el cerebro envía una orden, las cuerdas vocales se aducen (cierran) y con la fuerza del aire pulmonar, que ejerce una presión subglótica las cuerdas entran en vibración, produciéndose un primer sonido que sigue su trayecto pasando por distintos resonadores que nos dan los armónicos y el timbre de VOZ propio de cada persona.
Para que la producción de la voz se pueda realizar, necesitamos la fuerza de los músculos respiratorios, la movilidad y el tonismo de las cuerdas vocales .
Si se altera este mecanismo, se manifiesta disfonía.

La disfonía se debe a la disminución de la fuerza del aire espirado más la disminución de la fuerza de las cuerdas vocales.

Para la producción de la PALABRA se requiere de una idea o mensaje para transmitir y que la musculatura de lengua, labios y velo del paladar, realicen los movimientos precisos en el momento de hablar.
El sistema nervioso es quien comanda todas estas operaciones y es, justamente una parte de este sistema quien se ve afectado por la enfermedad, fundamentalmente cuando empieza a nivel bulbar. Da lugar a disartria.
Los ejercicios de voz, de articulación y de respiración permiten al paciente concientizar los movimientos para favorecer estas funciones y mejorar la coordinación fono-respiratoria evitando dentro de las posibilidades de cada uno la fatiga al hablar.

Para la DEGLUCIÓN utilizamos los mismos órganos que intervienen en el habla y en la fonación. Es el acto de tragar, de propulsión del alimento desde la boca hacia el estómago.
Es una actividad funcional continua, pero podemos considerar varias fases:

1- FASE ORAL: PREPARATORIA
Es voluntaria y es donde se disfruta el alimento ya que se lo mastica, tritura, lubrica y saborea . El bolo alimenticio es formado por el proceso de masticación y salivación, para lo que es necesario la lateralización de la lengua para llevar el alimento de uno a otro lado. Se ubica en medio de la lengua, mientras que la boca está cerrada adelante por los labios y la punta de la lengua contra el paladar y hacia atrás se cierra por el paladar blando en contacto con la base de la lengua.

2- FASE ORAL PURA:
Luego, la punta de la lengua contacta con el paladar duro y se contrae de adelante hacia atrás empujando el bolo alimenticio , se produce así el disparo del reflejo deglutorio, y se ponen en marcha una serie de mecanismos para proteger la vía aérea e impedir que parte del alimento pase a los pulmones.

3- FASE FARÍNGEA:
Esta fase es totalmente involuntaria, por una serie muy coordinada y precisa de movimientos reflejos y peristálticos el bolo alimenticio pasa de la faringe al esófago.

4- FASE ESOFÁGICA:
Al igual que en la fase anterior el bolo va por el esófago hasta llegar al estómago.

Pueden solicitarse estudios de deglución, para observar el recorrido del alimento desde la boca hasta que pasa a esófago e ingresa a estómago. También se observa si pasó alimento hacia la vía respiratoria.

En los pacientes con ELA suele alterarse la deglución. Se puede intervenir en la fase oral con ejercicios para la lengua, el velo del paladar y los labios, para que mantengan la fuerza el mayor tiempo posible. Estos ejercicios dependen de los síntomas y del grado de severidad de cada paciente.
Se indican maniobras posturales para el momento de la deglución, bajando la cabeza para favorecer el cierre de la vía aérea y evitar que se produzcan aspiraciones.

Si se detecta la enfermedad en estadios tempranos, es importante realizar ejercitación específica (indicada por el fonoaudiólogo). Los ejercicios deben realizarse varias veces por día, pero por poco tiempo cada vez


ALTERACIONES PRODUCIDAS POR LA ENFERMEDAD

En las diferentes etapas de la enfermedad van apareciendo distintos síntomas, relacionados con la voz, articulación, deglución y respiración.
* Descenso de la intensidad de la voz, cansancio vocal luego de hablar durante cierto tiempo.
* Articulación más laboriosa, imprecisión articulatoria, lentificación del habla y nasalización de la voz (por pérdida de aire por la nariz).
* Disminución de la fuerza para la masticación y manejo del bolo en la boca.
* Ahogos esporádicos que producen tos durante la ingesta.
El riesgo principal de no poder tragar correctamente es la aspiración de comida, saliva o secreciones, proveniente de la boca, a los pulmones, pudiendo causar trastornos broncopulmonares.


CONSEJOS
* Estar muy atento durante el proceso de comer.
* Sentarse a la mesa con el tronco bien derecho, la espalda apoyada en el asiento y la cabeza ligeramente inclinada hacia abajo.
* Colocar bocados pequeños por vez, pensar en los siguientes pasos: punta de lengua hacia arriba, empujar la lengua hacia atrás, parte de atrás de la lengua hacia arriba y bajar la cabeza en el momento de tragar. Es decir, todo lo que se hacía en forma automática debe hacerse con atención y en forma voluntaria.
* Comer lentamente, evitando hablar al mismo tiempo.
* Modificar la consistencia de los alimentos. Generalmente son mejor procesados los alimentos semisólidos “no pastosos”.
* Utilizar espesante de líquidos para evitar deshidratarse, ya que al presentarse tantas dificultades deglutorias se suele dejar de beber.
* Mantener la higiene bucal para evitar los hongos. (limpieza de lengua con bicarbonato)

Para mejorar su proceso comunicativo conviene :
* Estar más cerca de la persona a quien se habla.
* Hablar en forma lenta articulando cada sílaba, pensando qué decimos y cómo lo decimos.
* Realizar las pausas respiratorias necesarias durante el habla para evitar el cansancio vocal y favorecer la coordinación fono-respiratoria.
* Utilizar medios alternativos de comunicación que puedan ser fácilmente transportables como una libreta y lápiz para escribir o una pizarra mágica en la que puede escribir, borrar y volver a escribir. También pueden utilizar tableros de comunicación con las letras del alfabeto y las palabras usadas comúnmente. Tablero ECRA.
En síntesis, es importante que se informe al paciente, al cuidador y a la familia sobre las características descriptas, tanto acerca de la enfermedad como acerca de lo que siente, de lo que está viviendo. Cada persona es un ser único y tiene sensaciones y sentimientos diferentes. Un profesional especializado puede ayudarlo y apoyarlo frente a sus necesidades. El sentirse contenido, el aclarar sus dudas frente al profesional indicado, influirá en mejorar su calidad de vida.
Es importante, que luego de su primer visita con el especialista, continúe asistiéndose para que el profesional realice las modificaciones necesarias en cada etapa de la enfermedad y frente a los cambios que el paciente con ELA pueda sentir.

Fuente:
http://www.calmo.org.ar/

Comments: Publicar un comentario

Links to this post:

Crear un vínculo



<< Home

This page is powered by Blogger. Isn't yours?