Google Groups Suscribirse a Esclerosis Lateral Amiotrofica - ELA Argentina
Correo electronico:
Ver archivos en groups.google.com.ar

viernes, diciembre 22, 2006

 

Busca científico conocer las células nerviosas para curar enfermedades

Busca científico conocer las células nerviosas para curar enfermedades
Blanca Neri Herrera

Notiecos/Colima.- “La investigación tiene que ser algo que se fomente desde las bases de educación primaria y que exista el apoyo para que los jóvenes con motivación sean capaces y tengan los medios para dedicarse a la investigación científica, la cual requiere de mucho esfuerzo”, señaló Arturo Álvarez Buylla Roces, neurofisiólogo e investigador de la Universidad de California, San Francisco.
Asimismo, señaló que en México no existe “la masa de gente para dar continuidad a las investigaciones como existe en otros países. El ser científico es una mezcla de muchas cosas, de tener suerte, tener conocimiento, buenos maestros, saber escribir; cómo ser sencillo y eficaz en lo que escribes, cómo defenderte de aquellas personas que están en contra tuya, y eso vuelve agresiva las interacciones; además, cómo obtener fondos y convencer a las agencias para que te den el dinero para tu trabajo. Todos estos aspectos se van conociendo poco a poco, pero me hace falta mucho, seguimos aprendiendo”.
Álvarez Buylla fue entrevistado luego de dictar la conferencia Nuevas neuronas en el cerebro adulto, con motivo de la Semana del Médico que se llevó a cabo en la Universidad de Colima, donde los alumnos compartieron sus inquietudes con el investigador.
Arturo Álvarez Buylla es pionero en el descubrimiento de las células madre en el cerebro, realizó sus estudios de licenciatura y maestría en Ciencias Biomédicas de la UNAM, y el doctorado en la Universidad Rockefeller de Nueva York.
Señaló que la contribución fundamental de los estudios de las nuevas neuronas “es entender cómo se forma el sistema nervioso y de dónde vienen las nuevas células nerviosas, y eso nos va a permitir, en algún momento, el poder generar estas células de manera terapéutica para la curación de algunas enfermedades y también permiten conocer el origen de las enfermedades de desarrollo en donde el sistema nervioso no se forma de manera correcta y se producen las malformaciones congénitas, enfermedades genéticas que tienen consecuencias graves como la epilepsia, retraso metal, esquizofrenia, autismo, entre otras”.
Respecto a las nuevas generaciones de médicos o investigadores, consideró que “entre la población de estudiantes de la Universidad de Colima existen muchachos extremadamente brillantes con la motivación e interés de hacer investigación y el desperdiciarlos afecta a la sociedad y a la educación y al futuro de nuestro país”.
Apuntó que es importante motivarlos: “asistir a la Universidad de Colima me da mucho orgullo y satisfacción poder aportar un granito de arena para motivar a estudiantes a la investigación científica, que nos permite escarbar en lo desconocido y producir más conocimiento; sin embargo, tanto la educación como la investigación científica llevan mucho esfuerzo”.
Mencionó que existe una divergencia en la medicina moderna y la tradicional: “en realidad, la medicina no puede ser muy experimental porque si uno se pone a experimentar con el paciente, terminas haciendo cosas negativas, entonces la curiosidad surge por tratar de encontrar curas a las enfermedades que no hay curas, o tratar de entender el mecanismo por el cual el paciente se enferma. Eso hay que fomentar en los estudiantes que se expresen”.
Consideró que la medicina y la investigación tienen muchos campos de acción para las nuevas generaciones: ”hay el estudiante que será meramente técnico, que su interés será conocer las técnicas que hoy conocemos para curar lo que ya conocemos y las terapias actuales; entonces, es interesante ver cómo se separan esos dos tipos de personas en una Facultad de Medicina, y encontrar e identificar a quienes tienen esa motivación que aparte es algo que ya tienen consigo ese interés y desperdiciar a esas gentes es terrible, y eso sucede en cualquier actividad. Hay creatividad y hay que fomentarla, porque es la base de que haya inteligencia en un país”.
Dijo que su padre Ramón Álvarez Buylla fue fundamental para desarrollar la carrera de científico: “siempre me planteó la actividad científica como una de las entidades más hermosas a las cuales se puede dedicar un ser humano y ahora es más complicado que eso, la competencia por medios tampoco es fácil; además, el avance de la ciencia se basa mucho en que los científicos continuamente se están cubriendo las espaldas para decir si las cosas son correctas y a veces nos equivocamos, y cuando eso pasa, está la masa crítica necesaria para decirnos y nosotros reconocer y entonces cambiar el rumbo”.
En la actualidad existe mucha competencia en el ámbito científico, “esa es la base para que existan otros científicos, y que haya una masa suficientemente grande para esa crítica y que sea positiva para enriquecer el quehacer científico, entonces viene mucho de mi padre y el amor que le tenía a la ciencia, el proceso experimental y cómo lo planteaba, y también la motivación por hacer algo que se desconoce”.
Destacó que “son poquitos los momentos en que uno descubre algo nuevo, pero esos momentos son tan satisfactorios, porque uno empieza a entender algo y darle sentido a algo que no se entendía”.
Respecto al trabajo que se está realizando, “es un proceso que sucede en zonas muy especificas del sistema nerviosos, uno relacionado con el olfato y otro con la memoria. Estas dos regiones del sistema nervioso son únicas en el sentido de que otras no y al parecer no están generando esa cantidad de neuronas continuamente; sin embargo, es posible, dado el hecho que ciertas regiones, neuronas son capaces de reemplazarse, y bueno, porqué no platearse cómo hacemos para que otras regiones del sistema nervioso que a lo mejor han perdido tipos celulares seamos capaces de reemplazarlos”.
Agregó que la esfera del conocimiento es de cierto tamaño, y hacerla más grande cuesta mucho trabajo: “es ir rompiendo esa esfera de lo desconocido, se va haciendo poco a poco y realmente aún los grandes descubrimiento son pequeños avances en esa frontera de lo desconocido y sería muy pretencioso que el trabajo de mi padre, o bien mi trabajo, se pudiera confundir con un decir que ya podemos reparar el sistema nervioso de un enfermo con Alzheimer, Parkinson o con alguna enfermedad neurodegenerativa, pero es importante este motivo de salud, el saber que no hay solución para ellas y que el enfermo está sufriendo, es motivación para seguir investigando y saber más sobre el tema”.

Fuente:
http://www.ecosdelacosta.com.mx/

Comments: Publicar un comentario

Links to this post:

Crear un vínculo



<< Home

This page is powered by Blogger. Isn't yours?