Google Groups Suscribirse a Esclerosis Lateral Amiotrofica - ELA Argentina
Correo electronico:
Ver archivos en groups.google.com.ar

jueves, febrero 01, 2007

 

Células madre, el debate clave por la vida

DEBATE
Células madre, el debate clave por la vida

La discusión sobre las células madre no se relaciona con cuándo comienza la vida humana sino con si todas las vidas humanas son iguales.
Yuval Levin*

Los aspectos éticos del debate sobre las células madre embrionarias quedan sepultados bajo capas de euforia y confusión.

Los que respaldan un proyecto de la Casa Blanca que se aprobó dos semanas atrás y que flexibilizaría las limitaciones al apoyo nacional a la investigación, sostienen que existe una "barrera" que impide el subsidio, que las células madre embrionarias permitirán curar a decenas de millones de personas y que la política federal actual hace que los científicos estadounidenses estén a la zaga de sus colegas extranjeros.

El gobierno de Bush, sin embargo, gastó más de cien millones de dólares en investigación de células madre embrionarias en los últimos seis años. Si bien es alentadora, la investigación sigue siendo puramente especulativa, y los científicos estadounidenses se encuentran muy a la delantera en relación con los demás países.

Los partidarios de la política del presidente Bush suelen caer con frecuencia en la comparación de la investigación de células adultas con la de células madre embrionarias. Eso los lleva a negar la utilidad de las células embrionarias, en lugar de articular una justificación moral para una política que evite la destrucción de la vida en desarrollo.

Todo ello genera confusión respecto del objeto del debate, que no se relaciona con la investigación sobre células madre, así como una discusión sobre la extracción letal del hígado a los presos políticos chinos no constituiría un debate sobre trasplante de órganos. Hay formas éticas y no éticas de trasplantar órganos, y hay formas éticas y no éticas de llevar a cabo la investigación sobre células madre. La cuestión es a qué categoría pertenece una técnica específica: la destrucción de embriones vivos para aprovechar las células de los mismos.

El eje del debate tampoco es si la ciencia debería tener límites éticos. Todos coinciden en que debería haber límites estrictos cuando la investigación se relaciona con seres humanos. El tema es si los embriones a los que se destruye para aprovechar sus células son seres humanos.

Eso no significa que el debate sobre las células madre verse sobre cuándo comienza la vida humana. La vida humana empieza cuando se crea un embrión, y eso es un dato biológico simple y evidente. Ese embrión es humano y está vivo, y su vida humana se prolongará hasta su muerte, ya sea que ésta se produzca días después de la concepción o muchas décadas más tarde.

Pero el hecho biológico de que la vida humana comienza en la concepción no zanja el debate ético. El embrión humano es un organismo humano, ¿pero ese ser —microscópico, sin conciencia de sí y con escasa semejanza con nosotros— es una persona y tiene derecho a la vida?

Muchos defensores del subsidio federal a la investigación que destruye embriones comienzan por dar una respuesta negativa a esa pregunta. Sostienen que el embrión humano es demasiado pequeño, que se diferencia demasiado de nosotros en lo relativo a aspecto, o que carece de conciencia, sensibilidad al dolor u otras capacidades mentales importantes como para que pueda concedérsele un lugar en la familia humana. Sin embargo, seguramente los Estados Unidos aprendieron a la fuerza a no asignar valor humano por las apariencias.

Sin duda no negaríamos a aquéllos que perdieron algunas facultades mentales el derecho a ser tratados con respeto y a que se los proteja. ¿Por qué negárselo entonces a aquéllos cuyas facultades aún están en proceso de desarrollo?

En consecuencia, una vez descartadas la política y la biología, el debate sobre las células madre no se relaciona con cuándo comienza la vida humana, sino con si todas las vidas humanas son iguales. Las circunstancias del embrión fuera del cuerpo de una madre tal vez planteen la cuestión de forma extrema, pero no cambian la pregunta.

Copyright Clarín y The New York Tines, 2007.
Traducción de Joaquín Ibarburu.

*MIEMBRO DEL CENTRO DE ETICA Y POLITICAS PUBLICAS (EE.UU.), ASESOR DEL PRESIDENTE GEORGE BUSH

Fuente:
http://www.clarin.com

Gentileza de Juan Carlos Fornara

Comments: Publicar un comentario

Links to this post:

Crear un vínculo



<< Home

This page is powered by Blogger. Isn't yours?