Google Groups Suscribirse a Esclerosis Lateral Amiotrofica - ELA Argentina
Correo electronico:
Ver archivos en groups.google.com.ar

miércoles, agosto 23, 2006

 

Memoria y Balance de mis 40 años. Por Carlos Ricardo Fernández


Memoria y Balance de mis 40 años. Por Carlos Ricardo Fernández

Foto: Mi sobrino nieto Juan Ignacio, nacido el 4 de Agosto

A la memoria de Don Roberto Fernández, Luis Alberto y José Monasterio y José Gallego, verdaderos maestros de la vida.

A pocas horas de cumplir 40 años de vida, creo menester hacer un balance público.
Si señores, he nacido un 23 de Agosto de 1966, en el barrio de Parque de los Patricios, Ciudad de Buenos Aires, Capital Federal de la República Argentina. Era el auge de The Beatles y del Racing Club de Avellaneda.
Por esas paradojas de la vida elegí aquerenciarme con el barrio de Valentín Alsina, con The Rolling Stones y el Club Atlético Independiente de Avellaneda. Puro espíritu antagonista.
Como todos tuve éxitos (hasta el 18 de Agosto de 1992) y fracasos.

Los días felices
Tuve una infancia plena de gozo jugando a la pelota y andando en triciclo, porque mis padres nunca nos quisieron comprar una bicicleta a mis hermanos y a mi, porque era “muy peligrosa”.
Así que iba a pata o en bicicletas prestadas a jugar al fútbol a todas las canchitas, algunas tan “inofensivas” como la de Victoriano Arenas, a orillas del Riachuelo. Los amigos nos juntábamos, para ser “originales”, en la esquina de Humaitá y Conesa. Allí nació en nuestras mentes el “Trapito Fútbol Club” que disputó solo 12 partidos.
Y se vino el monstruo llamado secundario. Imaginen al salvaje de Valentín Alsina, rollinga, peronista y que además trabajaba vendiendo diarios; en la Escuela Superior de Comercio Carlos Pellegrini, en pleno barrio de Recoleta y en el esplendor del “chetaje”. A pesar de ello, allí, conocí y elegí amigos para el resto de mi vida.
Después vino la facultad y luego el ejercicio de la profesión de Abogado laboral. Fui un típico producto de la Argentina con educación libre, laica, gratuita y de calidad, que tanto añoramos y que luchamos por recuperar.
Era todo armonía y felicidad hasta que Dios decidió llamar a Don Roberto, mi papá.

Mis fracasos
Mi rotundo fracaso fue con las mujeres. Quizás tuve demasiadas y no supe elegir. Mi fracaso matrimonial me pesa mucho. El otro fue el no tener hijos.
Mi fracasito, pues hay que ser indulgente con ella, es haber aceptado la compañía de “ELA” (Esclerosis Lateral Amiotrófica) que me tomó desprevenido.

El futuro, la esperanza
Oh Alá, que el mundo se libre de esta cruel enfermedad y que los médicos que experimentan con células madre y con nosotros tengan menos ego ($$$) y mas humanidad.

Ver notas anteriores:
14/07/2006 "Como me comunico. Por Carlos Ricardo Fernández"
21/07/2006 "Hemos recibido la visita de El Pellegrinense"

Gracias a Alberto Martín Beisel, mi cuidador, que desde 1999 me aguanta y que sin su colaboración este weblog no hubiera existido.

Comments:
Carlos, ¡muy feliz cumpleaños!
Leí tu balance a través del Pellegrinense que siempre me envía Eduardo Cruz. Yo egresé del Pellegrini en el año 1994.
Un beso
Julieta Salem
 
Publicar un comentario

Links to this post:

Crear un vínculo



<< Home

This page is powered by Blogger. Isn't yours?