Google Groups Suscribirse a Esclerosis Lateral Amiotrofica - ELA Argentina
Correo electronico:
Ver archivos en groups.google.com.ar

lunes, enero 30, 2006

 

Primeros pasos en el tratamiento de la esclerosis lateral amiotrófica con riluzol

Primeros pasos en el tratamiento de la esclerosis lateral amiotrófica con riluzol

La esclerosis lateral amiotrófica (ELA), es una enfermedad neurodegenerativa caracterizada por pérdida progresiva de las neuronas motoras, con el subsecuente deterioro de la fuerza muscular, que termina provocando incapacidad funcional total y, por último, la muerte. A pesar de algunos progresos en el conocimiento de la fisiopatología de la entidad, relacionados con el papel de la toxicidad mediada por glutamato, hasta la fecha no existe tratamiento efectivo.
Por fortuna, reportes recientes señalan el logro de ciertos beneficios terapéuticos tras la administración de riluzol, fármaco con manifiestas propiedades neuroprotectoras gracias a su efecto inhibidor presináptico de la liberación de glutamato. Es más, hace pocos meses y como parte del trabajo adelantado por el Grupo de Estudio sobre ELA/riluzol, fueron publicados los resultados de un estudio orientado a evaluar los efectos de dicho compuesto, así como su perfil de seguridad.
El doctor Vincent Meininger, del hospital Pitié-Salpêtrière de París, en coordinación con investigadores británicos, condujo un estudio doble ciego y aleatorizado, en 959 pacientes con diagnóstico, definido o probable, de ELA, quienes fueron tratados con placebo o una de tres dosis diferentes de riluzol, a saber, 50, 100 y 200 mg diarios. Como parámetro central para evaluar los efectos de la terapia se consideró la necesidad de practicar traqueostomía por insuficiencia ventilatoria y como punto de referencia secundario, fueron contempladas las variaciones en el desempeño funcional de los pacientes.


Luego de un período de seguimiento aproximado de 18 meses, todos los enfermos manejados con riluzol exhibieron tasas muy superiores de supervivencia, sin necesidad de traqueostomía, con respecto a quienes se administró placebo (56.8% versus 50.4%, respectivamente). Tal efecto positivo se mantuvo durante todo el tiempo del estudio y al considerar los distintos factores pronósticos ya reconocidos, el riesgo de muerte guardó una proporción inversa con respecto a la dosis del medicamento. Sin embargo, hay que anotar que la incidencia de efectos adversos, en especial elevación de enzimas hepáticas, fue muy superior con la dosis de 200 mg diarios.
A pesar de los halagadores resultados y de su aceptable seguridad, el medicamento no modificó en forma positiva y significativa el grado de compromiso funcional, de tal manera que la calidad de vida de los individuos afectados no experimentó mejoría alguna. Ello no demerita en todo caso el hecho de que riluzol representa el primer paso en firme hacia el control de una de las enfermedades neurodegenerativas más devastadoras.

Referencia
Lancet,
347:
1425-1431 (mayo25), 1996

Fuente: http://www.iladiba.com/revista/1996/09/cr7.asp


Comments: Publicar un comentario

Links to this post:

Crear un vínculo



<< Home

This page is powered by Blogger. Isn't yours?