Google Groups Suscribirse a Esclerosis Lateral Amiotrofica - ELA Argentina
Correo electronico:
Ver archivos en groups.google.com.ar

viernes, junio 15, 2007

 

Con menos también es posible. Por María Dolores Negri

Con menos también es posible. Por María Dolores Negri

Introducción de Carlos Fernández:
"No sé si les pasa lo mismo, pero a mí me dan ganas de destruir todos los viernes a la noche. Es un día de balance en el que pesa más mi soledad que mis ganas de hacer cosas. Desde joven me impresionó mucho el tema de Charly García titulado Viernes 3 A.M. y como yo iba al colegio secundario a la noche, los viernes no significaban un sentimiento de liberación sino más bien de vacío, que ahogaba con alcohol.
Gracias a Dios tengo amigos y amigas, y por sobre todo a mi Diosa de la Creación, que me ayudan a sobrellevar dichos momentos."

----------------------------------------------------------------------------------------

EL 19 DE ABRIL DE 2007 ME ENVIASTE UN MAIL, A COLASIÓN DE OTRO REFERENTE A UNA NOTA DE EMILIO FERRERES BOIRA PUBLICADA ESE DIA EN EL BLOG, "VIVIR VIVIENDO"
TU MAIL DECÍA:
"Es parecido a lo que siento cada viernes por la noche.
El sábado me concentro en una frase de una película: Quise averiguar más acerca de la vida, viviéndola''.
MIENTRAS LEÍA LA NOTA Y LUEGO TU FRASE, RECORDABA UN ARTÍCULO QUE ALGUNA VEZ LEÍ Y QUE ME EMOCIONÓ HASTA LAS LÁGRIMAS Y ABAJÓ A LA TIERRA TANTO COMO LAS PALABRAS DE EMILIO Y LAS TUYAS
DESDE ESE INSTANTE QUISE HACERTE PARTÍCIPE DE ESE TEXTO PERO ME LLEVÓ ALGÚN TIEMPO HACERLO PORQUE TUVE QUE BUSCAR LA REVISTA Y ADEMÁS COPIAR EL TEXTO PORQUE NO TENGO SCANER
HICE AMBAS COSAS Y AHORA TE ENVÍO EN EL ADJUNTITO PARA QUE LO COMPARTAMOS PORQUE ADEMÁS QUIERO AGRADECERTE QUE SIEMPRE ME AYUDÁS A VER EL VASO MEDIO LLENO.

CON MENOS TAMBIÉN ES POSIBLE

EL 18 DE NOVIEMBRE DE 1995, EL VIOLINISTA ITZHAK PERLMAN INGRESÓ AL ESCENARIO DEL AVERY FISCHER HALL, EN EL LINCOLN CENTER DE NUEVA YORK.

EL SIMPLE HECHO DE CAMINAR NO ES UN LOGRO MENOR PARA ÉL. SIENDO NIÑO, TUVO POLIO, Y HOY SE DESPLAZA TRABAJOSAMENTE CON MULETAS Y REFUERZOS ORTOPÉDICOS EN AMBAS PIERNAS.

CAMINA DOLOROSAMENTE PERO CON DIGNIDAD HASTA LLEGAR A SU SILLA. SE SIENTA LENTAMENTE, RECOGE UN PIE HACIA ATRÁS Y EXTIENDE EL OTRO HACIA DELANTE. SE AGACHA Y TOMA SU VIOLÍN, LO ACOMODA BAJO SU MENTÓN, MIRA AL DIRECTOR Y COMIENZA A TOCAR.

TODOS PERMANECEN EN RESPETUOSO SILENCIO DISPUESTOS A ESCUCHAR, PERO ESTA VEZ ALGO ANDUVO MAL. JUSTO CUANDO CONCLUÍAN LOS PRIMEROS COMPASES, UNA DE LAS CUERDAS DE SU VIOLÍN SE ROMPIÓ Y SALIÓ DISPARADA COMO UN LÁTIGO POR LA PLATEA. NO HABÍA DUDAS DE LO QUE SIGNIFICABA ESE CHASQUIDO, COMO TAMPOCO DE LO QUE ITZHAK TENDRÍA QUE HACER: TOMAR LAS MULETAS Y RETIRARSE DEL ESCENARIO, YA SEA PARA CONSEGUIR OTRO VIOLÍN O PARA CAMBIAR LA CUERDA ROTA.

PERO NO FUE ASÍ. EN REALIDAD ESPERÓ UN MOMENTO, CERRÓ LOS OJOS Y LE DIO LA SEÑAL AL DIRECTOR PARA QUE EMPEZARA DE NUEVO. LA ORQUESTA COMENZÓ A TOCAR. ÉL TOCÓ CON TAL FUERZA Y PASIÓN Y CON TAL PUREZA COMO NUNCA ANTES LO HABÍA HECHO. CUALQUIERA SABE QUE ES IMPOSIBLE TOCAR UNA OBRA SINFÓNICA CON SÓLO TRES CUERDAS. LO SÉ YO Y LO SABÉS VOS. PERO ESA NOCHE, ITZHAK PERLMAN SE NEGÓ A SABERLO.

SE LO PODÍA VER MODULANDO, RECOMPONIENDO LA PIEZA EN SU CABEZA. EN UN MOMENTO, SONABA COMO SI ESTUVIERA CAMBIANDO LA AFINACIÓN DE LAS CUERDAS PARA LOGRARLES NUEVOS SONIDOS QUE NUNCA ANTES HABÍAN EMITIDO.

CUANDO TERMINÓ, HUBO UN SILENCIO ABSOLUTO. ENTONCES EL PÚBLICO SE PUSO DE PIE Y HUBO UNA OVACIÓN EXTRAORDINARIA DESDE CADA RINCÓN DE LA SALA. ÉL SONRIÓ, SE SECÓ EL SUDOR DE LA FRENTE, LEVANTÓ SU ARCO PARA PEDIR SILENCIO, Y DIJO MODESTAMENTE, EN UN TONO TRANQUILO, CASI REVERENTE: -“A VECES, ES TAREA DEL ARTISTA DESCUBRIR CUÁNTA MÚSICA AÚN SE PUEDE HACER CON LO QUE A UNO LE QUEDA...”

¡QUÉ FRASE! QUEDÓ RESONANDO EN MI MENTE POR SIEMPRE DESDE QUE LA ESCUCHÉ. ¿QUIÉN SABE?

QUIZÁS ÉSTA SEA LA DEFINICIÓN DE LA VIDA –NO SÓLO PARA LOS ARTISTAS, SINO PARA TODOS NOSOTROS. UN HOMBRE QUE SE PREPARÓ TODA SU VIDA PARA TOCAR MÚSICA CON UN VIOLÍN DE CUATRO CUERDAS, EN MEDIO DE UN CONCIERTO SE ENCUENTRA REPENTINAMENTE CON UN VIOLÍN DE TRES CUERDAS. Y HACE MÚSICA CON TRES CUERDAS. Y LA MÚSICA QUE HIZO ESA NOCHE CON TRES CUERDAS FUE MÁS HERMOSA, MÁS SAGRADA, MÁS MEMORABLE, QUE CUALQUIERA QUE HAYA HECHO ANTES CUANDO CONTABA CON LAS CUATRO CUERDAS.

TAL VEZ NUESTRA TAREA EN ESTE MUNDO CAMBIANTE, VACILANTE, DESCONCERTANTE EN EL QUE VIVIMOS, SEA HACER MÚSICA CON LO QUE TENEMOS, Y ENTONCES, CUANDO ESA YA NO ES MÁS POSIBLE, SEA HACER MÚSICA CON LO QUE NOS QUEDA...

FUENTE: TESTIMONIO PUBLICADO EN LA REVISTA “IMÁGENES DEL HUERTO” AÑO C – NRO. 766 – NOV 2006

MARIA DOLORES NEGRI

Ver nota relacionada:
19/04/2007: Vivir viviendo

Comments: Publicar un comentario

Links to this post:

Crear un vínculo



<< Home

This page is powered by Blogger. Isn't yours?