Google Groups Suscribirse a Esclerosis Lateral Amiotrofica - ELA Argentina
Correo electronico:
Ver archivos en groups.google.com.ar

martes, diciembre 04, 2007

 

Inauguraron un laboratorio único en América latina

Es para el estudio de terapias celulares

Jueves 22 de noviembre de 2007 | Publicado en la Edición impresa

LA PLATA.- El Centro Unico Coordinador de Ablación e Implante de la provincia de Buenos Aires (Cucaiba) inauguró ayer un laboratorio de medicina regenerativa, ingeniería tisular y terapias celulares que permitirá dar continuidad a las investigaciones de un grupo interdisciplinario de profesionales.

"Es el único laboratorio de este tipo en el ámbito público en América latina. En la Argentina existen tres y funcionan en el sector privado", explicó el doctor Eduardo Mansilla, que estará a cargo de la dirección.

La terapia celular y la medicina regenerativa intentan restaurar la función de órganos y tejidos dañados, mientras que la ingeniería tisular persigue, por medio del uso de células vivas, repararlos, reemplazarlos, mantenerlos o mejorar su función particular.

"En el Cucaiba, desde hace varios años investigamos en la materia, y en esta etapa era necesario el laboratorio. Así, podremos continuar las investigaciones y hacer rigurosos protocolos clínicos. El objetivo es el desarrollo de procesos terapéuticos", explicó Mansilla.

"Medicina del futuro"

Junto con el director, y en forma interdisciplinaria, trabajarán otros cuatro profesionales. "Significó una importante inversión, pero se concretó en forma gradual. El funcionamiento del laboratorio estará financiado por el Estado provincial", dijo Mansilla.

El laboratorio fue instalado en la sede del Cucaiba, en el partido de Ensenada, y, según definieron diversos especialistas, es "de última generación": "Especialmente, en lo que se denomina clean room (área limpia), que permitirá el procesamiento y la producción de los distintos sustitutos con un nivel de calidad farmacológico", detalló Mansilla.

En esa área, la calidad del aire, la temperatura y la humedad están altamente reguladas y controladas para proteger la sensibilidad de los equipos a la contaminación.

El ministro de Salud bonaerense, Claudio Mate, consideró que se trata de "un paso importante para el sector público, en lo que va a ser seguramente la medicina del futuro. Hoy, la provincia de Buenos Aires registra un avance trascendente en lo tecnológico. Creo que la salud pública se entiende así, y no denostándola".

La inauguración se concretó mientras en esta ciudad se desarrolla el Segundo Meeting Internacional de Ingeniería Tisular, Medicina Regenerativa y Terapias Celulares. Introducción a la Nanomedicina.

Entre los profesionales que disertarán se destaca la participación del profesor Luis Núñez, de Argonne Nacional Laboratory de Chicago, Illinois.

Ximena Linares Calvo

Repercusiones
El avance en células madre tuvo ecos positivos
Aún no se puede traducir en terapias
El trabajo realizado por científicos norteamericanos y japoneses que lograron crear células embrionarias a partir de piel humana, dado a conocer ayer en todo el mundo, recibió calurosos elogios e inspira admiración en la comunidad científica. Aunque los investigadores también aclaran que las aplicaciones de esta técnica a una terapia concreta no es inminente.

"Es un avance impresionante, pero hay que tener mucho cuidado con las expectativas -opinó el doctor Osvaldo Podhajcer, investigador del Conicet y de la Fundación Instituto Leloir-. Es muy temprano para pensar en terapias concretas. Van a pasar muchos años antes de que podamos ponerle estas células a una persona en el cerebro o el corazón. Más de diez."

Para el científico, uno de los aspectos problemáticos de esta técnica es que los retrovirus que se emplean para hacer ingresar los cuatro genes que reprograman las células y las vuelven a su estado totipotencial habían generado tumores en el 20% de los ratones sometidos a un experimento similar.

"La posibilidad de que se genere un tumor a partir de un retrovirus es importante -afirma-, por eso su uso sigue siendo peligroso."

Parael doctorFernando Pitossi, que investiga en terapia génica también en la Fundación Instituto Leloir, el logro conocido ayer tiene dos lecturas: "Desde lo puramente científico, es un gran avance. Si bien ya se había logrado en ratones, no siempre es factible trasladar a los seres humanos lo que se hace en animales. Y, desde el punto de vista académico, también es sorprendente que sólo se necesiten cuatro genes para producir semejante transformación. Ahora, hay que mejorar la regulación de estas células y seguir comparándolas con las embrionarias para ver si existen diferencias sutiles".

"Es una señal sumamente interesante y, si resultara ser el camino, resolvería muchos problemas", coincidió la doctora Ana del Pozo, directora del Banco de Células de Cordón del Hospital Garrahan.

Más allá de la cautela que exige el descubrimiento, subrayó Podhajcer, hay que seguir trabajando para entender de qué manera se vuelve atrás el reloj celular. "Este trabajo conmoverá las bases de muchas teorías -dijo-. Por ejemplo, siempre se pensó que las células madre cancerosas son las que originan los tumores malignos, y nunca se creyó que las diferenciadas pudieran «desdiferenciarse». Pero a la luz de estos hallazgos, una célula de una glándula mamaria normal podría, a través de la activación de ciertos genes, dar origen a un tumor."

http://www.lanacion.com.ar/cienciasalud/nota.asp?nota_id=964486&origen=premium

Comments: Publicar un comentario

Links to this post:

Crear un vínculo



<< Home

This page is powered by Blogger. Isn't yours?