Google Groups Suscribirse a Esclerosis Lateral Amiotrofica - ELA Argentina
Correo electronico:
Ver archivos en groups.google.com.ar

martes, febrero 19, 2008

 

SALES DE LITIO

Un equipo de investigadores italianos (del Instituto Santa Lucía de Roma, del Neuromed y de la Universidad de Pisa),hizo un ensayo clínico de 15 meses de duración en el que participaron 48 pacientes; 16 de ellos tomaron el ya conocido Rilutek (riluzol) juntamente con las sales de litio y los otros 32 tomaron sólo el riluzol.

Transcurridos los 15 meses, los investigadores observaron una tasa de mortalidad cero en los pacientes que habían sido tratados con las sales de litio (y eso que la mayoría de ellos estaban diagnosticados con la forma más agresiva de la enfermedad: la ELA bulbar), mientras que en los otros 32 pacientes la tasa de mortalidad fue del 30%.

En los pacientes tratados con el litio no se verificó empeoramiento, mientras que los otros empeoraron un 50% tan sólo en los 3 primeros meses. La eficacia del tratamiento se basa en el siguiente principio: el litio sería capaz de acelerar los mecanismos de depuración de las proteínas y mitocondrias alteradas y de promover la formación de nuevas mitocondrias. Actualmente hay otros 100 pacientes siguiendo el mencionado tratamiento .

Dire-Roma. - Una cura in grado di rallentare l'avanzamento della Sclerosi laterale amiotrofica attraverso l'uso di farmaci a base di sali di litio. L'avrebbe messa a punto un'equipe italiana composta da studiosi e ricercatori dell'Istituto Santa Lucia di Roma, del Neuromed e dell'Università di Pisa.La notizia è stata data oggi durante il 34mo convegno della Lega Italiana per la lotta contro la malattia diParkinson dagli stessi studiosi che, per 15 mesi, hanno perimentato la nuova terapia su un gruppo di 16 pazienti. "In tutto- spiega Francesco Fornai, ricercatore dell'Università di Pisa, tra gli autori nel progetto- abbiamo coinvolto 48 pazienti per un tempo di 15 mesi: 16 hanno preso i sali di litio insieme al riluzolo, gli altri 32 solo il riluzolo". Dopo la sperimentazione di 15 mesi i ricercatori hanno rilevato "un tasso di mortalità zero" sui pazienti trattati anche con i sali di litio. "Molti- spiega sempre Fornai- avevano avuto la diagnosi di Sla già da un anno e una percentuale elevata aveva la forma più aggressiva della malattia, quella bulbare". Negli altri 32 pazienti, invece, il tasso di mortalita' "è stato del 30%". Nei pazienti trattati con il litio, poi, "non si è verificato nessun significativo peggioramento- prosegue Fornai- mentre negli altri c'è stato un declino del 50% già nei primi 3 mesi".I pazienti sono stati reclutati dall'Istituto neurologico mediterraneo e dalla Clinica neurologica di Pisa. La cura si basa sul seguente principio: il lito sarebbe in grado di accelerare i meccanismi di rimozione delle proteine e dei mitocondri alterati e promuovere la genesi di nuovi mitocondri. Altri 100 pazienti, in questo momento, sono sotto cura: è stata fatta anche una proposta di studio all'Agenzia del farmaco. I ricercatori ne vorrebbero reclutare altri mentre attendono la pubblicazione dei primi risultati. "Con questa terapia viene data un'importante speranza ai malati- Stefano Ruggieri, del Neuromed- grazie ad un farmaco che, tra l'altro, costa pochissimo".


¿ QUÉ DEBMOS SABER ACERCA DEL LITIO?

¿QUE ES EL LITIO?
El litio es un elemento químico muy simple, siendo el metal más ligero que se conoce. De color blanco, la forma pura no se encuentra normalmente en la naturaleza, pero formando sales con otros compuestos está bastante extendido (rocas, agua de mar, manantiales, etc.). También se puede encontrar en animales y plantas. En muy pequeñas cantidades pasa al cuerpo humano con la comida y el agua, aunque se desconoce su función específica.

LA INDUSTRIA DEL LITIO
La mayor parte del litio usado en medicina es extraído de unos pocos minerales. Cuando se usa como medicación, se toma por la boca en forma de comprimidos (su nombre comercial en España es "Plenur"). Cada comprimido contiene 400 miligramos de carbonato de litio.

UN POCO DE HISTORIA
El litio se descubrió en 1818 al aislarlo de un mineral, su nombre se derivó de una palabra griega que quiere decir piedra. En un principio fue muy caro su proceso de extracción. A medida que fue abaratándose diferentes enfermedades han sido tratadas con este producto, a pesar de que en la actualidad estas indicaciones se han olvidado. Algunas fueron la gota y las piedras de riñón (al ver que las aguas de manantial eran buenas para estos problemas, entre otras razones).
También se utilizó, con mala fortuna, como sustituto de la sal de mesa común en enfermos del corazón. Debido sobre todo a las altas dosis utilizadas, empezaron a aparecer problemas y su uso fue haciéndose cada vez más limitado.
No es hasta 1949 cuando su uso se empieza a extender tal y como ahora lo conocemos. Investigando sobre sus propiedades, se descubrió por casualidad como muchas veces sucede, que aparecían una serie de efectos que no se esperaban. A partir de entonces, su aplicación en psiquiatría ha conllevado enormes beneficios.

¿CUAL ES SU USO EN MEDICINA?
En la actualidad se estudia su utilización en varias enfermedades. De todas ellas, la más aceptada universalmente como candidata a un tratamiento de este tipo es el trastorno maníaco-depresivo o trastorno afectivo bipolar, aunque también se benefician de este tratamiento otros procesos.

ANALISIS DE LITIO EN SANGRE: LITEMIA.
A diferencia de otras medicaciones, en que es muy difícil saber la cantidad exacta que pasa a la sangre, con el litio es posible controlar la concentración exacta que en un momento hay en el organismo. Esto tiene grandes ventajas, ya que permite ajustar con precisión la cantidad necesaria de pastillas en cada persona. Así se pueden evitar las dosis pequeñas que no tienen ningún efecto, o las dosis grandes que pueden ser tóxicas.
Se están ensayando métodos para hacerlo directamente de la saliva, pero por ahora la forma más fiable de saberlo es con un análisis de sangre. A muy pocas personas les hace gracia el ir a sacarse sangre, consuela saber que esta molestia merece la pena como manera de evitar riesgos.

Este análisis se llama "litemia". Cuando la concentración en sangre oscila entre 0.6 y 1.2 miliequivalentes por litro (mEq/l) se dice que está en niveles "terapéuticos", estas concentraciones variarán ligeramente con cada individuo y podrán ser conseguidas con diferente cantidad de pastillas según las circunstancias.
La frecuencia de estos análisis será establecida por su médico. En general, son necesarios análisis más frecuentes al principio, incluso semanalmente. Una vez que se han alcanzado niveles estables los análisis pasarán a ser mucho más distanciados (por ejemplo, trimestralmente).
Antes de un análisis asegúrese de:
a) haber tomado regularmente el litio los días previos y llevar con la misma dosis al menos 5 días.
b) que le saquen la sangre transcurridas aproximadamente 12 horas tras la última toma de pastillas.
Los análisis se hacen generalmente a primera hora de la mañana, para favorecer que hayan transcurrido 12 horas desde la última dosis de la noche. Si el análisis se hace antes, los resultados serán falsamente altos; si se hace más tarde, serán falsamente bajos.
Por tanto:
1) Se deberá tomar la medicación de la noche 12 horas antes (por ejemplo, si el análisis está programado a las 8:30 de la mañana, las últimas pastillas de litio se habrán tomado a las 8:30 de la noche anterior).
2) Podrá desayunar. Sólo es necesario ir en ayunas si el médico se lo avisa por que se vayan a pedir otros análisis complementarios. En caso de duda, no desayune.
3) No tome la medicación de esa mañana hasta después del análisis.
4) Apunte en un papel la hora en que tomó la medicación a la noche y la hora en que le sacaron sangre.

EFECTOS SECUNDARIOS DEL LITIO
Desgraciadamente, como con la mayoría de las medicaciones, junto a sus efectos positivos pueden aparecer otros no deseados. Es importante aprender a reconocerlos y poner los medios para corregirlos. La aparición de estos efectos indeseables no es igual en todas las personas. Muchos apenas tienen importancia, otros pasan con el tiempo, otros pueden ser indicativos de toxicidad y es por ello que siempre deben ponerse en conocimiento del médico.
Efectos secundarios menores, que no requerirán atención médica especial o urgente:
En un principio, mientras se ajusta la dosis y el cuerpo se acostumbra, pueden aparecer:
Sed aumentada
Orina aumentada
Ligeras nauseas
Ligeras molestias de estómago
Temblor fino en las manos
Ligera somnolencia
Debilidad muscular
Disminución del interés sexual
Ligeros mareos
Flojedad de vientre (no realmente diarrea)
Aumento de peso
Sabor metálico en la boca
Sequedad de boca
Empeoramiento del acné o de la psoriasis
No se asuste por esta lista tan larga, nunca aparecen todos juntos y generalmente son de muy baja intensidad. Sobre todo al iniciar el tratamiento, un cuidado especial ha de ponerse si se conduce o maneja máquinas peligrosas. Tomando las pastillas con las comidas se pueden evitar muchos de los posibles efectos desagradables.
Otros efectos secundarios que pueden aparecer con el paso del tiempo:
Aumento de peso: quizás al inicio del tratamiento para luego estabilizarse. Si sigue engordando consulte al médico, pero siempre tenga un cuidado especial con la comida.
Aumento de orina: Muchas personas aumentan la cantidad de orina, no es algo de excesiva importancia. Podemos decir que es la manera que tiene el organismo de expulsar el litio. Si es excesivo y le dificulta en su vida normal o en el sueño por tener que ir al servicio con frecuencia, consúltelo con el médico.
Pruebas de laboratorio: Algunos cambios benignos no serán descubiertos más que a través de pruebas de laboratorio (como el electrocardiograma o el recuento de células blancas) y no suelen tener mayor importancia.
Daño renal: Especialmente en tratamientos largos, aunque muy improbable. Es una de las razones para los controles periódicos en sangre.
Cambios en la glándula tiroides: Situada en el cuello, puede aumentar de tamaño (bocio) o disminuir su actividad. Cuando esta glándula disminuye su actividad (también por otras muchas razones que el litio) se puede notar: somnolencia, aumento rápido de peso, cansancio, cambios en la menstruación, pensamiento lento, estreñimiento, sensación de frío, dedos fríos, dolor de cabeza, dolores musculares, piel seca. Todo lo anterior puede controlarse fácilmente y el litio generalmente no debe ser interrumpido.
Alergia al litio: Pudiendo aparecer un sarpullido o picor.
Como se ha dicho, el describir esta larga lista no tiene el ánimo de asustar. La mayoría de las medicaciones habituales tienen este tipo de efectos secundarios que son desconocidos por el público. Al ser las sales de litio un tratamiento probablemente de larga duración es muy importante que Vd. lo conozca y no lo interrumpa prematuramente.

Existen algunos "trucos" para reducir al mínimo las posibles molestias:
- Para la sed y orina: Habitúese a beber más agua diariamente. Evite los refrescos con azúcar que con seguridad le harán engordar. No se apure públicamente de ir con frecuencia al servicio, en su lugar de trabajo puede avisar que está tomando una medicación que le aumenta la cantidad de orina y en unos días a nadie le extrañará su conducta que por otra parte no afectará a la calidad del trabajo.
- Para el temblor: Tome las pastillas con la comida o en dosis mas pequeñas y frecuentes. La cafeína puede empeorarlo (café, té, refrescos de cola, pastillas con cafeína). En casos extremos quizás sea indicado añadir otra medicación para reducirlo (propanolol).
- Aumento de peso: Las pastillas "no engordan", engorda la comida. El tomar litio puede favorecer que se engorde, pero la única forma de controlarlo es una dieta equilibrada y un ejercicio adecuado. Ya se ha avisado de los riesgos de los regímenes severos así como de la escasez de líquidos, además nunca tome ningún tipo de pastilla para adelgazar.
- Nauseas: Tome el litio con las comidas o en dosis más frecuentes y pequeñas.

Signos de alerta por los que debe acudir al médico:
En concentraciones altas, el litio puede llegar a ser muy tóxico. Es importante que aprenda a reconocer las situaciones de alarma y deje las pastillas consultando con el médico. Estas situaciones pueden ser: Diarrea persistente. Debilidad generalizada. Vómitos o nauseas intensas. Mareos o vértigos marcados. Temblor grosero de manos o piernas. Dificultad para andar. Calambres musculares frecuentes. Hablar farfullante. Visión borrosa. Pulso irregular del corazón. Confusión. Hinchazón de los pies o tobillos. Gran malestar.
Todo lo anterior puede originarse en otras muchas causas, pero al aparecer también cuando los niveles de litio son altos es importante estar sobre aviso para controlar su origen.

¡CUIDADO CON EL AGUA Y LA SAL!
Aparte de no olvidar sus pastillas, no deberá tener otra preocupación que comer con suficiente sal común (nunca deje de tomar sal sin consultar con el médico), y beber todo el agua que necesite (el agua es buena para ayudar a los riñones).
Si el cuerpo pierde sal, los riñones eliminarán el litio más lentamente y se acumulará en el cuerpo. A veces es necesaria una dieta sin sal para la hipertensión o para perder peso, si esto no se controla el litio puede alcanzar niveles tóxicos. También se puede perder sal si se toman pastillas para orinar más o se suda mucho.
Con el agua ocurre algo similar. Si hay poca, a los riñones les cuesta eliminar el litio por la orina. Hay personas a las que el litio les hace orinar más, si este es su caso no deje de beber a pesar de las molestias.
Si sigue estos consejos no tendrá mayores dificultades:
- Beba de 2½ a 3½ litros de líquido diarios.
- Evite la cafeína (café, té, refrescos de cola), ya que hacen perder agua y empeoran el temblor.
- Coma con sal
- Cuidado con el exceso de sudor (calor, ejercicio pesado, sauna, fiebre), deberá beber más.
- Cuidado con las pastillas para orinar (diuréticos).
- Cuidado con vómitos y diarreas (se pierde agua).

ALGUNOS OTROS CONSEJOS Y ACLARACIONES.
* Guarde las pastillas en un lugar seco, templado y al resguardo de la luz del sol. El cuarto de baño y la cocina no suelen ser sitios adecuados, por la humedad y el calor. Siempre alejadas de los niños.
* El litio no crea adicción
* No pierde efecto con tratamientos prolongados
* Para nadie está indicado el exceso de bebidas alcohólicas, tomando litio se puede beber con mucha moderación.
* El ejercicio es bueno para todos, es saludable y evita el aumento de peso. Tenga precaución de tomar suficiente líquido tras haber sudado y coma con sal. Si hace ejercicio habitualmente, puede programarse para que las pastillas no coincidan justo antes de un esfuerzo muy fuerte.
* Si se olvida de tomar alguna de las dosis, tómela si lo recuerda en menos de tres horas, sino espere hasta la siguiente dosis. Nunca doble la dosis para "recuperar" lo olvidado ya que puede alcanzar niveles muy altos en sangre.
* Una vez que se consiga ajustar la dosis necesaria y ver que es efectiva, siendo a veces necesarios varios meses, es de esperar que pueda hacer su vida con toda normalidad. El litio parece ser el tratamiento farmacológico mas específico para la enfermedad maníaco ‑ depresiva. Si no es efectivo para su caso, otros tratamientos deberán intentarse.
* Si tiene que ser operado, especialmente si es de suponer que no se va a poder controlar el agua y la sal, coméntelo. Puede ser necesario suspenderlo 2 ó 3 días antes de una intervención importante.
* Si mientras toma el litio se pone enfermo por cualquier otra causa, especialmente con fiebre, nauseas, vómitos o diarrea, consúltelo con su médico.
* No existe una respuesta única para el tiempo que puede ser necesario de tratamiento. Variará con la frecuencia e intensidad de posibles recaídas. Algunas personas deberán tomar el litio indefinidamente, mientras que otras necesitan solo períodos limitados.
* No se confíe, es posible que tras un período sin síntomas piense que tomar tantas pastillas no está justificado, en muchas ocasiones abandonar la medicación por aburrimiento o por "el qué dirán" se sigue de una recaída.
* El reducir la dosis no hará que se encuentre "un poco más animado" o alegre, seguramente lo único que conseguirá es situarse en niveles no efectivos.
* La mayoría de medicinas pueden tomarse con el litio, el mejor consejo es comentar con todos los médicos que le atiendan que lo está tomando y consultar antes de tomar cualquier medicación.
Una lista no completa de medicinas que pueden estar contraindicadas:

- Antiinflamatorios no esteroideos (para la artritis): Indometacina, Fenilbutazona, Ibuprofén, Acido Mefenámico.
- Diuréticos (para tratar la retención de líquidos o la hipertensión, aumentan la orina): Hidroclorotiacida, Clorotiacida y otros.
- Antihipertensivos como Metildopa.
- Digoxina para el corazón .
- Antibióticos como Tetraciclina y Espectinomicina.


Amigos , seguiremos evaluando esta posibilidad , y prometo que cuando tenga algo más de videncia científica , les daré mi opinión personal.

Agradecimientos a Araceli Fernández y a Pilar Gralla , del viejo continente

Comments: Publicar un comentario

Links to this post:

Crear un vínculo



<< Home

This page is powered by Blogger. Isn't yours?